CONTAMINACIÓN DE LAS EMPRESA


external image Ciudades-m%C3%A1s-contaminadas1.jpg



Tómese en cuenta, que las estadísticas señalan, que la población mundial seguirá creciendo de 5.700 millones en la actualidad, a unos 12.000 millones en el año 2.025. Esta realidad obliga a producir más, generando mayor presión sobre el use de los recursos naturales y una mayor demanda de bienes de consumo y servicios, que exigirán tener que ampliar la capacidad de producción de las empresas, aumentando la utilización de recursos naturales y generando mayor volumen de desechos contaminantes a ser vertidos en el medio ambiente.
El problema actual es que estamos contaminando a una velocidad superior a la capacidad de renovación del ambiente y muy por encima de la capacidad autolimpiante que tiene la naturaleza, actualmente existe un evidente deterioro del medio ambiente, caracterizado por el fenómeno del calentamiento acelerado y global del planeta originado por el llamado efecto invernadero producido principalmente por el exceso de C02 en la atmósfera (gas invernadero) cono resultado de procesos industriales altamente contaminantes y uso de combustibles fósiles como medio para producir energía.
Ignorar la problemática ambiental sería una irresponsabilidad, por las implicaciones económicas, pero exagerarla, tampoco es conveniente, sin embargo el ambiente esta allí y tarde o temprano, de alguna manera causara sus efectos.
Dentro de este contexto la gerencia en el presente, debe lograr un punto de equilibrio en los procesos industriales que concilie las opiniones contrapuestas de los ecologistas y los desarrollistas.
Ya se debe tener las respuestas a preguntas: ¿Como establecer políticas que satisfagan la demanda de bienes y servicios, estimulen la productividad, y que, al mismo tiempo protejan al ambiente, optimicen el use de recursos naturales y minimicen la generación de desechos?¿Como hacer que las empresas se identifiquen con la cultura ambiental, su responsabilidad social?
Lo cierto, que lograr una buena protección del medio ambiente, su conservación, es un reto importante que debe resolver la gerencia, es una realidad que no puede ni debe eludir.
Desafortunadamente, en el caso venezolano, todavía muchas empresas, no se han comprometido, ni están dispuestas adoptar prácticas eficientes que promuevan el desarrollo sustentable, no se ha tomado en cuenta lo que ello representa, no muestran el interés y de hacerlo. Indicando todo ello, que la educación ambiental, el desarrollo sostenible y la coeficiencia todavía no esta en la agenda de la mayoría de las empresas, aunque hay algunas que ya disponen de la ISO 9.000 y de la ISO 14.000 para iniciarse por este camino.
En el país, la actividad industrial convive, en línea general, con el medio ambiente. Pese a la crisis que golpea al proceso productivo, los proyectos ambientales en ejecución o por ejecutarse, no han sufrido modificaciones, y las inversiones en plantas de tratamiento de agua servidas, de controles de desechos tóxicos y de emanaciones de olores y sustancias contaminantes, han ido en ascenso vertiginoso como un compromiso irreversible con el futuro del país.
No se puede negar que a pesar de los inconvenientes, el sector empresarial en estos ú1timos años, viene luchando por la implementación de una verdadera política industrial, que estimule el desarrollo sostenible, cada vez más urgente como la alternativa válida para alcanzar una auténtica seguridad social, económica, educativa y ecológica y por esa vía aprender a afrontar los cambios que son necesarios para la subsistencia.
Se hace necesario que las empresas se identifiquen con el compromiso de la preservación del ambiente, dando paso cambios que conlleven a incorporar una cultura ambiental en su operatividad y compromiso.
Considérese, que en los países desarrollados se han dado paso a cambios en sus sistemas fiscales, previendo la eliminación o disminución de impuestos sobre la venta, de la renta y el trabajo, e incrementando los tributos indirectos sobre aquellas actividades generadoras de contaminación y por el uso de materiales y energía.
Se debe saber aprovechar el proceso constituyente para que al medio ambiente se le otorgue rango de primer orden en la nueva carta fundamental del país. ¿ Por qué? Por que en Venezuela ha sido pionera en la creación de un marco legal de segundo y tercer orden para velar por el medio ambiente, como es el caso de la Ley Penal del Ambiente, los decretos sobre calidad de afluentes, manejo y disposición final de residuos, recuperaciones de cuencas hidrográficas, entre otras medidas que han fortalecido los derechos ambientales, avances que son reconocidos internacionalmente, y por tanto, no se debe desaprovechar el actual proceso constituyente para reclamar el rango constitucional para estos mismos derechos, que no es otra cosa que ubicarlos en un primer orden en le texto de la nueva Carta Magna.
Hay además la necesidad de tomar en cuenta o tener presente un marco de costo beneficio, ¿Por qué? Por que las organizaciones toman materia prima y producen productos y servicios.
Si el costo por producir el producto es superior al precio que los clientes están dispuestos a pagar, entonces la organización no podrá obtener suficientes utilidades para continuar con sus actividades durante mucho tiempo.
Ojala el actual gobierno de la revolución Bolivariana bajo la presidencia del teniente -coronel Hugo Chávez, se detenga en prestarle la atención debida, tome las acciones adecuadas y brinde el apoyo necesario a las empresas nacionales, para que estas cumplan con su compromiso de garantizar la preservación del ambiente en donde operan, puesto muchas han sido las quejas de la contaminación de las aguas, atmósfera, naturaleza que a lo largo están deteriorando la salud del venezolano.
external image contaminacion.jpg